Remedios para el Ciclo Menstrual Irregular

Un ciclo menstrual se define como irregular que ocurre en un tiempo diferente del rango normal (24-35 días, el intervalo más común es 28 días).

La menstruación demasiado cercana, demasiado distante o que dura mucho o poco tiempo puede considerarse irregular.

Otro signo de irregularidad es el "salto de ciclo", incluso si se puede considerar fisiológico hasta 3 veces al año. La ausencia de menstruación recurrente se incluye lógicamente entre las irregularidades.

Desde un punto de vista estadístico y de diagnóstico, se considera "irregularidad del ciclo" cuando la duración excede el 15% de la desviación estándar. En otras palabras, un intervalo de 18-40 días todavía se considera "límite".

Otra forma de menstruación irregular es la cantidad de sangrado: muy poco (oligomenorrea) o abundante (polimororrea). Generalmente, el cambio de 3-7 absorbentes por día se define como "normal" (término promedio aproximado).

NB . Cuando el ciclo menstrual irregular es abundante (menorragia), a menudo también es muy doloroso.

Que hacer

Ante la duda de que el ciclo menstrual es irregular es recomendable:

  • Investigue si hay una tendencia genética (por ejemplo, de la madre o las abuelas).
  • Evalúe cuidadosamente el nivel de estrés psicológico (puede afectar mucho).
  • Asegúrese de que el exceso de sangrado no se deba a la introducción de cuerpos extraños en la vagina; Por ejemplo, anticonceptivos intrauterinos.
  • Asegúrese de que su estilo de vida sea adecuado:
    • Ritmos de sueño-vigilia.
    • Cadencia de las comidas.
    • Hábitos de sicidad dudosa (abuso de drogas, alcohol, sustancias nerviosas, etc.).
  • Considerar cualquier defecto de estado nutricional; el ciclo puede ser muy irregular o a veces ausente en caso de:
    • Evite el bajo peso (IMC <18.5), típico de algunos trastornos de la alimentación.
    • Mantenga un porcentaje de grasa normal (no siempre la falta de grasa es parte del bajo peso, son un buen ejemplo de las mujeres que practican el culturismo).
    • Prevención de la desnutrición generalizada.
    • Practicar actividad física de tipo motor y deporte con volumen e intensidad razonables.
  • Suspender cualquier medicamento o complemento alimenticio innecesario, especialmente a base de precursores hormonales, estimulantes, etc.
  • Consulte al médico (mejor ginecólogo) que evaluará cuidadosamente las investigaciones de diagnóstico que se realizarán para buscar:
    • Anormalidades del desarrollo uterino (p. Ej., Ovario poliquístico).
    • Disfunción hormonal del cerebro.
    • Disfunciones hormonales de otras glándulas periféricas.
    • Anemia y alteraciones del corpúsculo sanguíneo.
    • Aborto espontáneo; Puede pasar desapercibido en los primeros días y causar períodos irregulares. El tratamiento médico invasivo es necesario.
  • Menopausia precoz.
  • Cáncer de endometrio u otras neoplasias.
  • Complicaciones del embarazo (por ejemplo, embarazo extrauterino)
  • Infecciones del útero.
  • La endometriosis.

Qué NO hacer

  • No consulte al ginecólogo e ignore la condición durante mucho tiempo o, lo que es peor, definitivamente; A veces el diagnóstico precoz es esencial.
  • Hacer uso de anticonceptivos intrauterinos o juguetes sexuales excesivamente invasivos.
  • Siga un estilo de vida muy estresante sin preocuparse por las repercusiones que podría tener en el equilibrio nervioso (por lo tanto, hormonal).
    • Dormir poco o no respetar las pausas de los turnos de trabajo.
    • Salta las comidas o come solo una vez al día.
    • Abusar del alcohol o hacer uso de drogas.
  • No cure su estado nutricional:
    • Manténgase bajo de peso.
    • Oculta la aparición de un trastorno alimentario (especialmente la anorexia nerviosa).
    • Alcanzar o mantener un porcentaje de grasa corporal más bajo.
    • Siga dietas desequilibradas o extremas.
  • Practicar la actividad física de tipo motor-deporte con volumen e intensidad más allá del umbral de razonabilidad durante largos períodos.
  • Tome medicamentos o suplementos alimenticios que puedan afectar el ciclo menstrual (incluidas algunas píldoras anticonceptivas).

Que comer

La dieta juega un papel fundamental solo cuando el ciclo irregular tiene una etiología nutricional. En este caso es necesario contar con un dietista o un nutricionista.

  • Si la menstruación permanece comprometida por la desnutrición de vitaminas, sales minerales, aminoácidos y ácidos grasos esenciales, se hace necesario:
    • Siga una dieta normocalórica que satisfaga todas las necesidades comprometidas.
  • Si el ciclo ha empeorado debido a la insuficiencia ponderal y la falta de tejido adiposo:
    • Respete un esquema nutricional alto en calorías (+ 10% de energía) para restablecer un peso corporal adecuado y una composición corporal adecuada.
  • Si las pérdidas son tales como para crear anemia o viceversa, esta última empeora la irregularidad de la menstruación (a veces ambas):
    • Aumentar el consumo de alimentos ricos en: hierro hemo (carne, despojos, pescado, huevos), ácido fólico (verduras y frutas frescas), cobalamina (alimentos de origen animal) y vitamina C (frutas ácidas y muchas verduras).
  • Si la menstruación se complica por una alteración del eje hormonal generalizado, trate la ingesta de sales minerales que podrían estar involucradas en la deficiencia endocrina (cobre, zinc, manganeso, yodo, etc.).

Lo que NO comer

No hay alimentos que empeoren la regularidad del ciclo.

Es lógico pensar que preferir un poco de nutrición deficiente (vitaminas y minerales) o alterar el equilibrio nutricional puede empeorar la situación.

Se hace necesario evitar:

  • Regímenes alimentarios que consisten exclusivamente en alimentos de origen vegetal.
  • Regímenes alimentarios que consisten exclusivamente en alimentos de origen animal.
  • Dietas monotemáticas.
  • Dietas basadas principalmente en alimentos cocidos y en conserva.
  • Esquemas nutricionales basados ​​en comidas sustitutivas o suplementos.
  • Abuso de alcohol.

Curaciones naturales y remedios

Por muchas causas de ciclos irregulares no existen remedios naturales.

  • Si se desconoce la razón y la alteración es menor:
    • Salvia officinalis: en forma de extracto se puede tomar de 15 a 20 gotas 2 veces al día o como una infusión de flores u hojas para 1-2 tazas al día.
    • Perejil: es parte de la medicina popular; Usándolo en todas las recetas, muchas mujeres admiten que han encontrado una mejora en la regularidad. Se recomienda tener cuidado ya que tiene una dosis tóxica no muy alta.
  • Si la causa es un defecto en la secreción de estrógenos, pueden resultar útiles:
    • Fitoestrógenos o isoflavonas de soja: 1-2 comprimidos al día (hasta 3-4 meses).
    • Fitoestrógenos o isoflavonas del trébol rojo: 1-2 tabletas al día (hasta 3-4 meses).
  • Si la causa es una alteración leve pero generalizada de los ejes hormonales, es recomendable tomar suplementos nutricionales a base de: cobre, zinc y manganeso.
  • Si la causa es el alimento global, es necesario regularizar la dieta y comenzar un proceso completo de suplementación de alimentos.
  • Si la causa es una forma anémica, la suplementación con alimentos de hierro, ácido fólico y cobalamina (vit B12) puede ser muy útil.
  • Si la causa es el estrés, se recomienda realizar actividades dedicadas a reducir los niveles de malestar: yoga, relajación avanzada, entrenamiento mental, psicoterapia, etc.

Cuidado farmacologico

La atención farmacológica está estrechamente relacionada con el agente desencadenante; Por otro lado, cuando la intención es regularizar el ciclo en ausencia de enfermedades, los médicos pueden optar por administrar:

  • Fármacos progestínicos y estrogénicos: cuando el ciclo menstrual irregular es causado por un defecto del eje hormonal específico.
  • Coagulantes y fortalecimiento de la pared uterina: se utiliza sobre todo en caso de hipermenorrea.
  • Antidepresivos y antipsicóticos: explotados sobre todo cuando el ciclo menstrual irregular se debe a patologías o síntomas mentales bastante intensos; También se aplica a los trastornos alimentarios.
  • Analgésicos: cuando el ciclo es muy doloroso.

prevención

La prevención del ciclo irregular se basa únicamente en el sentido común:

  • En el caso de un defecto hereditario, realice un tratamiento ginecológico o establezca un seguimiento bien organizado con controles detallados.
  • Comer adecuadamente.
  • En el caso de la práctica deportiva competitiva, preste mucha atención al índice de masa corporal y al equilibrio entre las masas (magro y adiposo).
  • Prevenga las cargas excesivas de estrés, organice la vida adecuadamente y duerma lo suficiente.
  • Evitar el abuso y el uso de productos dañinos (drogas, drogas, suplementos especiales, etc.).

Tratamientos medicos

Entre los remedios médicos para el ciclo menstrual irregular también reconocemos investigaciones diagnósticas específicas:

  • Examen endoscópico ginecológico y eventual biopsia.
  • Análisis de sangre: para evaluar los niveles hormonales, la consistencia del corpuscolate de sangre, hemoglobina, ferritina, etc.
  • Raspado uterino: es necesario en caso de aborto involuntario.
  • Cirugía: se vuelve fundamental para enfermedades como la endometriosis, ovarios poliquísticos severos, tumores, etc.

Recomendado

Gran aductor
2019
soleo
2019
Inmunodepresión - Inmunodeficiencia
2019