La broncoscopia

¿Qué es la broncoscopia?

La broncoscopia es una investigación instrumental dirigida a la exploración visual de las vías respiratorias de calibre mayor (laringe, tráquea y bronquios), principalmente con fines de diagnóstico, pero también con fines terapéuticos.

La broncoscopia se realiza introduciendo en la nariz o en la cavidad bucal un instrumento delgado y flexible, compuesto principalmente de fibras ópticas y provisto de una fuente de luz y una posible cámara al final. Si el médico lo considera apropiado, también es posible tomar pequeñas muestras de tejido durante la broncoscopia, que luego se examinarán en el laboratorio. El examen microscópico de estas muestras de biopsia se vuelve muy útil, por ejemplo, para llegar a un cierto diagnóstico de cáncer de pulmón y determinar su tipo histológico.

Las indicaciones que vamos a desarrollar durante el curso del artículo son información general, dado que los métodos utilizados para realizar las diversas pruebas de diagnóstico pueden variar de un hospital a otro.

indicaciones

La broncoscopia se utiliza principalmente para fines de diagnóstico, para investigar el origen de síntomas particulares u obtener más información en presencia de hallazgos instrumentales anormales.

Principales indicaciones

  • tos crónica de origen indefinido que ha durado por lo menos tres meses,
  • hemoptisis (expectoración con sangre),
  • sospecha de un cuerpo extraño en el árbol traqueobronquial,
  • Radiografía de tórax atípica con sospecha de "sombras",
  • inhalación de gases o productos químicos tóxicos,
  • citología anormal de la flema,
  • sospecha de infecciones pulmonares,
  • sarcoidosis,
  • Estrechamientos o estenosis del árbol traqueobronquial.

La broncoscopia a menudo también se utiliza en el diagnóstico, la estadificación y el seguimiento de los tumores pulmonares, así como en la búsqueda de posibles metástasis pulmonares o extensiones de tumores de órganos vecinos (por ejemplo, del esófago).

La broncoscopia también se puede transformar en una técnica terapéutica si es necesario, por ejemplo, para drenar abscesos, restaurar las vías aéreas ocluidas o estrechas, eliminar cuerpos extraños, aspiraciones de líquidos o cápsulas de la mucosa, destruir masas tumorales (ablación con láser) y realizar el lavado diagnóstico o terapéutico de las vías respiratorias.

¿Cómo actuar?

La broncoscopia implica la inserción de un tubo flexible y relativamente delgado (el tamaño no excede al de un lápiz), en las vías respiratorias principales de los pulmones.

Gracias al uso de una fuente de luz montada en el ápice y las fibras ópticas, el instrumento (llamado broncoscopio) le permite explorar visualmente las vías respiratorias. Los últimos broncoscopios también están equipados con una cámara especial, que envía imágenes grabadas en la pantalla.

Antes de comenzar el examen

Antes de comenzar la broncoscopia, generalmente se solicita que se quite los anteojos, lentes de contacto, muebles dentales, pelucas, maquillaje, joyas y audífonos.

Sedantes y anestesia local.

El procedimiento generalmente no es doloroso, pero puede causar algunas molestias. Para eliminar o al menos mitigar este efecto, antes de la broncoscopia se administra un medicamento relajante por vía intravenosa y una anestesia local del tracto respiratorio (con un gel en la nariz o con un aerosol en la boca), ambos generalmente dejan un regusto desagradable. ). A menudo, por inyección intramuscular, aproximadamente 30 minutos antes del examen, se administra un medicamento (atropina sulfato) que reduce las secreciones y puede inducir una sensación de sequedad en la boca y la garganta.

Cualquier biopsia no causa un dolor significativo al paciente; estas maniobras instrumentales se realizan mediante unos alicates especiales que se deslizan en el canal operativo del broncoscopio, hasta llegar al área de muestreo.

monitoreo y seguridad

Como medida de precaución, se puede realizar una infusión en el antebrazo del paciente, que en caso de necesidad garantiza el acceso intravenoso para la introducción de líquidos o posibles medicamentos durante la broncoscopia. Al mismo tiempo, a menos que ya haya sido realizado por el médico tratante, se toma una muestra de sangre para controlar la función de la coagulación de la sangre.

Durante el examen, los parámetros como la presión arterial, la frecuencia cardíaca y los niveles de oxígeno en la sangre se controlan continuamente. Por lo tanto, si es necesario, se puede administrar oxígeno adicional a través de una fosa nasal.

duración de la broncoscopia

En total, la broncoscopia dura entre 20 y 30 minutos, aunque debemos tener en cuenta el largo tiempo necesario para la preparación (examen clínico, administración de medicamentos) y la hospitalización (después del examen, el paciente es retenido un par de horas para asegurarse). que no hay complicaciones y eliminar el pico de eficacia sedante).

Broncoscopia: ejecución y riesgos »

Recomendado

Elementos nutrientes
2019
Las cebolletas
2019
¿Qué es una vacuna debilitada?
2019