Síntomas de timoma

definición

El timoma es un tumor raro y potencialmente maligno del timo (un órgano pequeño ubicado detrás del esternón, en el mediastino anterior, que pertenece al sistema linfático).

El timoma se deriva, en particular, de la transformación neoplásica del epitelio que cubre la glándula.

Las causas del timoma aún no se conocen. Por lo general, la enfermedad comienza entre los 30 y los 70 años de edad, pero ocasionalmente puede ocurrir durante la infancia.

Síntomas y signos más comunes *

  • astenia
  • disfagia
  • disnea
  • Dolor de pecho
  • Dolores musculares
  • edema
  • fiebre
  • Hipotrofia muscular
  • pancitopenia
  • Perdida de peso
  • resfriados
  • Sentido de asfixia
  • tos

Direcciones adicionales

El timoma se puede encontrar con cierta frecuencia en sujetos con miastenia grave u otras enfermedades autoinmunes (como la artritis reumatoide y el lupus eritematoso sistémico). Este tumor también puede aparecer en asociación con trastornos hematológicos, hipertensión, diabetes mellitus, insuficiencia renal, enfermedad coronaria y otras enfermedades neoplásicas.

En aproximadamente la mitad de los casos, el timoma es asintomático y el hallazgo es puramente aleatorio (la masa mediastínica se puede identificar, por ejemplo, durante los exámenes radiológicos realizados para otros fines). La parte restante de los pacientes presenta, en cambio, síntomas torácicos, como dificultad para respirar, tos persistente, dolor en el pecho, fatiga y neumonía. Además, son posibles infecciones del tracto respiratorio superior, debilidad muscular, disfagia (por compresión del esófago) y pérdida de peso.

El pronóstico depende de la etapa del timoma en el momento del diagnóstico y del tipo de tratamiento. Por lo general, el tumor crece lentamente y se disemina en casos raros fuera del timo mismo. Sin embargo, algunos timomas son más agresivos y pueden extenderse a los tejidos y órganos circundantes (pulmones y pleura) o dar lugar a metástasis en el peritoneo, huesos, sistema nervioso central o hígado.

El diagnóstico de timoma se basa en el cuadro clínico, la radiografía torácica y el examen patológico de los tejidos extirpados quirúrgicamente. Además, otras investigaciones como la tomografía axial computarizada, la angiografía y la resonancia magnética pueden ser útiles para evaluar la extensión de las lesiones.

En las primeras etapas del timoma, el tratamiento consiste en la extirpación completa de la masa neoplásica (timectomía), que generalmente se realiza mediante esternotomía media. En etapas avanzadas, sin embargo, la cirugía está asociada con una terapia adyuvante, como la radioterapia o la quimioterapia.

Recomendado

Azúcar de caña
2019
Rotarix
2019
Antibióticos en piensos y carnes.
2019