fibrosis

generalidad

Fibrosis es el nombre que los médicos usan para indicar la formación anormal de tejido fibroso conectivo en un órgano o en un tejido del cuerpo humano, sin ninguna referencia particular al comportamiento del tejido parenquimatoso.

En un órgano o en un tejido, la fibrosis puede derivar de un estado patológico, o puede ser el resultado del proceso de cicatrización que comienza después de una lesión, un corte o daño a una estructura corporal anatómica. .

Existen numerosos tipos de fibrosis. Entre los tipos más conocidos y comunes se encuentran: fibrosis pulmonar, fibrosis cardíaca, artroprifosis, enfermedad de Dupuytren, fibrosis quística, enfermedad de Peyronie, gliosis, fibrosis nefrogénica sistémica, etc.

Breve reseña del significado de parénquima y tejido fibroso.

En el campo médico, el término " parénquima " identifica el tejido que le da a un determinado órgano sus características funcionales específicas. Para comprender esta afirmación, es útil informar un par de ejemplos:

  • El parénquima del corazón es el conjunto de miocitos miocárdicos;
  • El parénquima de los pulmones incluye el tejido alveolar, las células que forman los bronquiolos, las células que forman los conductos alveolares, el llamado intersticio, etc.

En contraste, el término " tejido fibroso " y su sinónimo " tejido conectivo-fibroso " indican un tejido sin función, compuesto por un grupo de fibras de colágeno .

La formación de tejido conectivo-fibroso se debe a una hiperactividad de algunas células particulares, que pertenecen al llamado tejido conectivo y se conocen como fibroblastos .

¿Qué es la fibrosis?

Fibrosis es el término médico que identifica la formación anormal de grandes cantidades de tejido fibroso conectivo en un órgano, en una porción de un órgano o en un tejido corporal particular, sin ninguna referencia al comportamiento del parénquima .

Los procesos fibrosos alteran la arquitectura y, en consecuencia, también la función del órgano o del tejido que golpean.

La fibrosis puede ser el resultado de un estado patológico, que implica la deposición inusual de tejido conectivo-fibroso ( fibrosis patológica ), o puede ser el efecto de mecanismos de curación normales, que se activan en un órgano o un tejido, en caso de recuperación de una lesión o daño ( fibrosis cicatrizal ).

Tejido conectivo-fibroso y tejido cicatricial: ¿son los mismos?

El tejido cicatricial que se puede observar después de curar un corte profundo en la piel es un ejemplo de tejido fibroso conectivo.

Por lo tanto, el tejido cicatricial, el tejido fibroso y el tejido conectivo-fibroso son tres formas diferentes de identificar lo mismo.

Típicamente, el término "tejido cicatricial" se usa cuando la formación de tejido fibroso conectivo depende de la curación de una lesión.

Fibrosis y fibroma

Un fibroma es un tumor benigno compuesto por las mismas células que forman el tejido conectivo fibroso .

Los fibromas resultan de procesos particulares de fibrosis.

Las afecciones médicas que se caracterizan por la presencia de uno o más fibromas se llaman fibromatosis .

Fibrosis, esclerosis y cirrosis: las diferencias.

Es un error confundir la fibrosis con la esclerosis y la cirrosis . De hecho, estos tres procesos se parecen, pero no son lo mismo en absoluto. Recordando que con fibrosis se refiere a la apariencia desproporcionada de tejido cicatricial sin ninguna referencia al parénquima, los siguientes son los significados de la esclerosis y la cirrosis:

  • Con el término esclerosis, los médicos indican el endurecimiento de un órgano o una parte considerable de él, debido a la neoformación del tejido conjuntivo-fibroso y la regresión simultánea del parénquima normal. En otras palabras, cuando es una víctima de esclerosis, un órgano o un tejido ve disminuir su componente parenquimatoso (es decir, el componente funcional) y aumenta anormalmente el componente conectivo-fibroso.

    Un ejemplo de esclerosis es la arteriosclerosis .

  • Sin embargo, con el término cirrosis, los médicos pretenden un aumento del tejido conjuntivo-fibroso en un órgano o en una parte del mismo, asociado con una reducción del tejido parenquimatoso e intentos de este último para regenerarse.

    Un ejemplo de cirrosis es la cirrosis del hígado .

Ejemplos

El proceso de fibrosis se puede localizar en diversos órganos o tejidos del cuerpo humano.

Por ejemplo, puede implicar: los pulmones, el corazón, el páncreas, algunas células particulares del sistema nervioso central, las articulaciones más importantes, las manos, la piel, el mediastino, los ojos, el pene, el retroperitoneo y la médula ósea.

Formas más conocidas de fibrosis

Las formas más conocidas de fibrosis son:

  • Fibrosis pulmonar y enfermedades que podrían precederla, como la intersticiopatía pulmonar y la neumoconiosis ;
  • Fibrosis cardiaca ;
  • Enfermedad de Dupuytren ;
  • Enfermedad de Peyronie ;
  • Arthofibrosis ;
  • Mielofibrosis ;
  • Fibrosis quística ;
  • Fibrosis retroperitoneal ;
  • Fibrosis nefrogénica sistémica ;
  • Gliosis ;
  • Queloides ;
  • Fibrosis mediastínica ;
  • Capsulitis adhesiva del hombro .

Fibrosis pulmonar

La fibrosis pulmonar es una enfermedad respiratoria, que surge debido a la aparición de tejido fibroso conectivo en los pulmones, para ser más precisos alrededor de los alvéolos pulmonares, es decir, los defensores de la eliminación de oxígeno del aire inspirado.

Los pulmones de las personas con fibrosis pulmonar no son muy elásticos, están duros y están cubiertos de cicatrices retráctiles, que "aplastan" los alvéolos, impidiendo su funcionamiento normal y dificultando el proceso respiratorio.

En la fibrosis pulmonar, la formación de tejido fibroso conectivo puede depender de factores irreconocibles e no identificables; o puede depender de factores muy específicos, como la exposición prolongada a sustancias tóxicas, la radioterapia antitumoral, el uso de fármacos quimioterapéuticos, algunas enfermedades autoinmunes o algunas enfermedades infecciosas.

Si las causas no son identificables, hablamos más correctamente de fibrosis pulmonar idiopática ; Si, en cambio, las causas son circunstancias reconocibles, hablamos más adecuadamente de fibrosis pulmonar secundaria .

Los síntomas típicos de la fibrosis pulmonar son: disnea, tos seca, sensación recurrente de fatiga y debilidad, pérdida de peso sin motivo, dolor en el pecho y dolor muscular y articular.

El diagnóstico requiere un procedimiento de examen bastante largo.

Desafortunadamente, es casi imposible recuperarse de la fibrosis pulmonar. El tejido conectivo-fibroso, de hecho, tiene un carácter permanente y, para eliminarlo, sería necesario recurrir al trasplante de pulmón difícil y peligroso.

Por lo tanto, los únicos tratamientos disponibles actualmente son las terapias dirigidas a aliviar los síntomas y mejorar, en la medida de lo posible, la calidad de vida de los pacientes.

Fibrosis cardiaca

También conocida como fibrosis miocárdica, la fibrosis cardíaca es la afección del corazón que se caracteriza por la presencia de tejido fibroso conectivo a nivel del miocardio .

Generalmente, en la fibrosis cardíaca, el tejido cicatricial aparece debido a un sufrimiento cardiovascular (p. Ej., Hipertensión, enfermedad coronaria, infarto de miocardio, etc.).

Los que sufren de fibrosis cardíaca tienen un corazón en el que los músculos son más rígidos y menos contráctiles y en el que las válvulas cardíacas son menos eficientes. Esto obviamente tiene un efecto negativo en la función de la bomba de sangre, llevado a cabo por el órgano en cuestión.

Responsable de la disnea, tos persistente, fatiga recurrente, pérdida de peso, etc., la fibrosis cardíaca puede provocar el inicio de un estado de insuficiencia cardíaca .

Desafortunadamente, no existe una cura capaz de restaurar la arquitectura normal del miocardio; Los únicos tratamientos disponibles para los pacientes tienen el poder de aliviar los síntomas y ralentizar la progresión de la insuficiencia cardíaca cuando se establece.

Enfermedad de Dupuytren

También conocida como contractura de Dupuytren, la enfermedad de Dupuytren es una patología que afecta a la mano, que se caracteriza por un proceso de fibrosis que afecta a la llamada aponeurosis palmar y la consiguiente curvatura permanente de uno o más dedos en la dirección de la palma.

Los que padecen la enfermedad de Dupuytren, además de presentar uno o más dedos curvados hacia la palma, se quejan:

  • La presencia de uno o más nódulos en correspondencia con los tendones de los dedos de la mano. Estos nódulos son fibroides, por lo que dependen del proceso de fibrosis;
  • Dolor, picazón y / o dolor en la palma de la mano;
  • Dificultad para desafiar objetos y realizar muchas actividades que requieren el uso de las manos (por ejemplo, conducir, tocar un instrumento musical, sostener cubiertos, etc.).

El diagnóstico de la enfermedad de Dupuytren es simple, ya que los signos son inequívocos.

La opción terapéutica para el tratamiento de la enfermedad de Dupuytren es muy amplia: de hecho, existen tratamientos no quirúrgicos, como la radioterapia y las inyecciones de colagenasa de Clostridium histolyticum, y tratamientos quirúrgicos con invasividad variable, como fasciotomía percutánea con aguja, Fasciotomía palmar y fascectomía.

La adopción de un tratamiento en lugar de otro depende exclusivamente de la gravedad de la sintomatología y de lo que surgió durante el diagnóstico.

La enfermedad de Dupuytren es una forma de fibromatosis, llamada fibromatosis palmar .

Enfermedad de peyronie

En el campo médico, el término "enfermedad de Peyronie" indica una curvatura anormal del pene, que es especialmente evidente durante las erecciones, que se debe a la formación de tejido fibroso conectivo dentro de los cuerpos cavernosos.

También conocida como induratio penis plastica y considerada como una de las principales causas del pene curvo, la enfermedad de Peyronie se asocia a menudo con: dolor del pene (especialmente durante las erecciones), presencia de una protuberancia inusual en el pene detectable al tacto, problemas de erección y reducción del tamaño del pene.

Los factores precisos que desencadenan la enfermedad de Peyronie son pocos claros; Según la mayoría de los expertos, la malformación en cuestión sería el resultado de uno o más traumas en el pene.

Estos traumas en el pene pueden ocurrir durante las relaciones sexuales o durante accidentes de tráfico, accidentes laborales, lesiones deportivas o encuentros accidentales con otras personas u objetos.

El diagnóstico de la enfermedad de Peyronie es bastante simple, porque los signos clínicos son inequívocos.

La elección del tratamiento terapéutico más adecuado depende de la gravedad de la enfermedad: para los casos menos graves, se recomienda un tratamiento farmacológico; Mientras que, para los casos más graves, se necesita cirugía.

artrofibrosis

La arthofibrosis es la fibrosis de las articulaciones, que casi siempre es el resultado de traumas.

Las articulaciones afectadas por artrofibrosis pierden parte de su movilidad, están dolorosas e hinchadas y ya no cumplen con sus funciones fisiológicas.

Entre las articulaciones más sujetas a artrofibrosis, se incluyen: la rodilla, el hombro, la cadera, el tobillo, la muñeca y los elementos articulares que distinguen la columna vertebral.

Dependiendo de la gravedad de la artrofibrosis, el tratamiento puede ser conservador o quirúrgico: es conservador para los casos menos graves, mientras que es quirúrgico debido a las circunstancias más graves o que no responden a la terapia conservadora.

En general, el tratamiento conservador incluye: fisioterapia, AINE para el dolor, crioterapia e inyecciones de corticosteroides.

El tratamiento quirúrgico, por otro lado, consiste en una adhesiolisis .

mielofibrosis

La mielofibrosis es un tumor maligno grave de la médula ósea, que altera el proceso de hematopoyesis hasta el punto de reducir drásticamente los niveles de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas en la sangre.

Es una de las formas de fibrosis, ya que, en su presencia, hay una sustitución progresiva de la médula ósea enferma con tejido fibroso conectivo.

Por causas poco claras, la mielofibrosis causa anemia, leucopenia y trombocitopenia ; Estas tres condiciones son responsables de numerosos síntomas, entre los que se incluyen: fatiga crónica y debilidad, falta de aliento, esplenomegalia, hepatomegalia, palidez de la piel, facilidad de sangrado, sudores nocturnos, fiebre, infecciones recurrentes y dolor en los huesos.

La curación de la mielofibrosis es posible, pero se necesita un trasplante de médula ósea, un tratamiento de alto riesgo para el paciente y de éxito incierto.

Por este motivo, los médicos han desarrollado soluciones alternativas que, aunque no permiten lograr la curación, son muy efectivas para moderar los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Fibrosis quística

La fibrosis quística es una enfermedad hereditaria grave, en presencia de un crecimiento excesivo de moco anormal (más denso, más viscoso y menos fluido), por las glándulas exocrinas como el páncreas, las glándulas salivares, las glándulas sudoríparas, Glándulas intestinales y glándulas bronquiales.

La abundancia y la densidad atípica del moco producido hacen que el flujo fisiológico de la secreción, desde los conductos glandulares, sea más complicado y menos eficiente; la acumulación de moco en los conductos de excreción conduce a la aparición de fenómenos de obstrucción glandular .

La obstrucción glandular que caracteriza a la fibrosis quística es responsable de: síntomas intestinales y bronquiales, facilidad de infección, disminución de la fertilidad en las mujeres, halitosis, cirrosis hepática, dolor en los músculos, náuseas, esteatorrea, fiebre, faringitis, etc.

Causada por una mutación genética del gen CFTCR, la fibrosis quística es parte de la fibrosis porque, en el curso de la enfermedad, se forma un tejido conectivo-fibroso inusual en el páncreas.

Al ser una condición genética hereditaria, la fibrosis quística es incurable; Sin embargo, hoy en día las personas afectadas pueden confiar en varios medicamentos y ayudas terapéuticas, pueden aliviar los síntomas y reducir el riesgo de complicaciones.

Fibrosis retroperitoneal

La fibrosis retroperitoneal es la condición patológica que se caracteriza por la formación de tejido conjuntivo-fibroso, a nivel del retroperitoneo .

En anatomía humana, el retroperitoneo es el compartimento del cuerpo, ubicado detrás del peritoneo, que contiene: los grandes vasos (por ejemplo, aorta y vena cava inferior), los riñones, las glándulas suprarrenales, el páncreas, gran parte del duodeno, el colon Ascendiendo y descendiendo, el recto y los uréteres.

Sintomatológicamente, la fibrosis retroperitoneal suele ser responsable de: dolor en la parte inferior de la espalda, hipertensión, insuficiencia renal y trombosis venosa profunda.

El tratamiento varía según la gravedad de la afección: en casos menos graves, se planea un tratamiento farmacológico a base de glucocorticoides; En los casos más graves, sin embargo, la terapia quirúrgica es casi siempre necesaria.

Fibrosis nefrogénica sistémica

La fibrosis nefrogénica sistémica es una condición mórbida y altamente debilitante rara que resulta de la formación simultánea de tejido conjuntivo-fibroso en la piel, articulaciones, ojos y órganos internos.

Debido al tejido conectivo-fibroso presente, los órganos y estructuras del cuerpo mencionados anteriormente desarrollan un daño permanente, que tiene repercusiones funcionales.

El mecanismo de inicio es de particular interés para la fibrosis nefrogénica sistémica, ya que es muy probable que esté relacionado con el uso de agentes de contraste de gadolinio en pacientes con insuficiencia renal grave (ver imagen de resonancia magnética de contraste).

Las manifestaciones clínicas típicas de la fibrosis nefrogénica sistémica consisten en: presencia de piel dura, prurito y ardor cutáneo difuso, hiperpigmentación de la piel, movilidad articular reducida, escleromixedema, fascitis eosinofílica, problemas cardiorrespiratorios y problemas de naturaleza hepática.

Desafortunadamente, las numerosas investigaciones dirigidas a encontrar tratamientos efectivos contra la fibrosis nefrogénica sistémica no han dado resultados satisfactorios. Por lo tanto, los pacientes con fibrosis nefrogénica sistémica están destinados a vivir con esta enfermedad.

Recomendado

Síntomas del púlpito
2019
Alergias a medicamentos
2019
Aortitis - Causas y síntomas
2019