Ultrasonido de la tiroides

La ecografía de la tiroides es el examen diagnóstico de referencia para el estudio morfológico de esta glándula.

Como funciona

Como todas las técnicas de ultrasonido, se basa en la capacidad diferente de los tejidos para reflejar los ultrasonidos emitidos por una sonda eléctrica; El mismo dispositivo puede registrar la intensidad de las ondas reflejadas, convirtiéndolas en señales eléctricas y reconstruyendo en tiempo real el aspecto anatómico de la tiroides (gracias a un programa informático especial).

Los ultrasonidos, que son de frecuencia extremadamente alta y no son audibles para el oído humano, son emitidos por una sonda especial hecha para deslizarse a lo largo de la región anterior del cuello, previamente rociada con una pequeña cantidad de gel y colocada en hiperextensión (el paciente se acuesta) en una cama, boca arriba y mirando hacia atrás).

El comportamiento de los ultrasonidos depende, por lo tanto, de las características del medio cruzado y de la frecuencia con la que se generan.

Preparación, Riesgos, Contraindicaciones.

La ecografía de la tiroides es un examen rápido e indoloro (que dura unos 10 minutos), seguro y completamente independiente de la radiación ionizante o de sustancias radiactivas.

No se requiere preparación especial antes del examen; simplemente será necesario quitar cualquier joya que se use alrededor del cuello. La encuesta está absolutamente libre de riesgos y sin ninguna contraindicación.

Una vez que se completa la ecografía de la tiroides, se retira el gel y el paciente puede reanudar sus actividades con calma.

Cuando termine

La precisión diagnóstica de la ecografía tiroidea depende esencialmente del dispositivo utilizado, la habilidad del operador y los límites técnicos relacionados con el paciente.

Más específicamente, la ecografía de la tiroides es particularmente útil para definir el volumen de la glándula (bocio), la presencia de procesos inflamatorios (tiroiditis), la posible presencia de nódulos y sus características particulares. Al asociar la técnica de Doppler al ultrasonido también es posible estudiar la vascularización de la tiroides o de un solo nódulo, obteniendo información importante sobre su funcionalidad y actividad metabólica.

Los aspectos funcionales de la glándula se pueden investigar con mayor profundidad a través de un examen diagnóstico adicional, llamado escintigrafía tiroidea, mientras que para buscar la confirmación de la sospecha de malignidad es necesario evaluar la muestra celular aspirada bajo guía ecográfica.

Recomendado

Azucar en polvo
2019
Tinea Versicolor
2019
Limon En Erboristeria: Propiedades De Limon
2019