Alergia al polen - Síntomas

introducción

La reacción alérgica causada por la inhalación de los pólenes ocurre con recurrencia estacional, en correspondencia con el período de polinización característico para cada especie responsable de la alergia. Por este motivo, el paciente debe saber qué antígenos del polen son los que lo hacen susceptible, dónde se encuentran las plantas que los producen y cuáles son las consecuencias alérgicas que pueden derivar de ellos.

Porque surgen

Resumiendo: el polen antigénico y la reacción alérgica.

La polinosis es una colección de manifestaciones clínicas (rinitis, conjuntivitis y asma) asociada con inflamación alérgica y que se apoya en las reacciones mediadas de IgE.

El paciente alérgico tiene una tendencia a sobreproducir IgE específica hacia antígenos comúnmente inocuos (una característica común a todas las demás alergias). En el caso específico de la alergia al polen, la reacción atópica del sistema inmunitario es causada por los antígenos presentes en los granos de polen, que desencadenan un proceso inflamatorio después de la exposición al alérgeno y la interacción antígeno-IgE-mastocitos.

El polen (célula reproductiva masculina) se libera, con fines reproductivos, durante la estación de floración (polinización entomófila y anemófila). Las plantas anemófilas dispersan en el aire una gran cantidad de granos de polen ligeros y aerodinámicos, para que puedan alcanzar y fertilizar a los gametos femeninos de la misma especie. El polen adquiere su actividad biológica completa a través de la hidratación, tanto en la atmósfera como en el suelo o en caso de contacto con la mucosa húmeda de las vías respiratorias. En contacto con el agua o después del encuentro con el estigma de una flor, el grano de polen libera sus propias proteínas (exina e intina). Para algunas especies, también se liberan elementos proteicos y glicoproteínas contenidas en el citoplasma: estos componentes constituyen el antígeno.

El mecanismo de liberación del polen (antesi) varía según la especie y algunos parámetros climáticos: los días calurosos y ventosos facilitan la polinización, mientras que una alta humedad relativa del aire lo dificulta. Además de los factores meteorológicos y las condiciones ideales de dispersión, la polinización anemófila, para causar fenómenos alérgicos, requiere la liberación de una gran cantidad de granos de polen y una amplia distribución de la planta productora en el territorio (hay una "dosis umbral" por debajo del que el polen liberado es insuficiente para desencadenar la reacción alérgica).

La dosis umbral de un polen antigénico dado, por lo tanto, indica la concentración atmosférica mínima, más allá de la cual los individuos susceptibles pueden comenzar a desarrollar síntomas de la reacción alérgica. Cada paciente tiene su propio umbral individual y el síntoma es indicativo. Cuanto más grave sea, mayor será el exceso en exceso del valor de concentración umbral.

El monitoreo aerobiológico permite la actualización de los calendarios de polen (o floraciones), lo que hace una importante contribución al manejo clínico de la alergia. De esta manera, el paciente alérgico puede actualizarse en tiempo real sobre la posible exposición al alérgeno y acercarse a la terapia farmacológica correcta, en la indicación médica.

Los síntomas

La alergia al polen presenta un complejo de síntomas clínicos (ocular, nasal y bronquial), que ocurren con periodicidad estacional, más frecuentemente en primavera y otoño.

Las manifestaciones de la polinosis incluyen la rinitis alérgica y el asma bronquial, estrechamente asociadas tanto desde el punto de vista clínico como desde la patogénica. De hecho, numerosas evidencias muestran que el asma y la rinitis pueden considerarse diferentes expresiones clínicas de un solo proceso inflamatorio del tracto respiratorio (nariz y bronquios), con mecanismos fisiopatológicos comunes (" enfermedad de United Airways ").

Dependiendo del período de síntomas, en Italia se distinguen las alergias al polen:

  • Temprano, antes de la primavera : relacionado con la presencia de plantas con floración de diciembre a mayo y polinizadores emergentes.
  • Primavera-verano: las más frecuentes, desde sensibilizaciones hasta plantas con floración entre abril y septiembre.
  • verano-otoño: más raras, causadas por plantas con floración en agosto y septiembre.

El inicio, la intensidad y la duración de los síntomas de las alergias al polen dependen principalmente de los cambios en las concentraciones de polen en la atmósfera. Las manifestaciones de los ojos generalmente se asocian con síntomas nasales, aunque a veces pueden ocurrir individualmente. Los síntomas pueden desaparecer rápidamente de manera abrupta y abrupta, tal como se presentan, pero a veces persisten mientras esté expuesto a los alérgenos.

Síntomas que aparecen en los ojos (conjuntivitis alérgica):

  • Lágrimas profusas (a veces irritantes);
  • Prurito a la conjuntiva, que aparece enrojecido y edematoso;
  • Fotofobia (molestia a la luz).

A nivel nasal, la polinosis se manifiesta con:

  • Estornudos repetidos;
  • Prurito en la nariz o paladar;
  • Secreción abundante y de color claro.
  • Congestión, con sensación de nariz cerrada;
  • Reducción del olfato.

Los síntomas respiratorios asociados con la evolución progresiva de la rinitis alérgica en el asma:

  • Dificultad respiratoria, asociada con una sensación de opresión en el pecho;
  • Tos seca e irritante;
  • Silbidos intratorácicos;
  • Crisis asmática.

Otros síntomas que pueden surgir en asociación con la aparición de alergia al polen son:

  • Dolor de cabeza (frecuente);
  • Sentido de malestar general;
  • Sentirse cansado y tener dificultad para concentrarse;
  • Manifestaciones cutáneas (urticaria o dermatitis) u otros órganos internos (raramente).

En sujetos alérgicos, además de los síntomas oculo-riníticos y / o asmáticos, a veces pueden surgir implicaciones debido a la reactividad cruzada entre el polen y los alimentos, que se manifiesta por:

  • Prurito e hinchazón de la mucosa labial de oro;
  • Quemaduras en el paladar y garganta;
  • Trastornos de la deglución.

Esta manifestación ocurre a los pocos minutos de la ingestión de alimentos vegetales, en particular con ciertos tipos de frutas y verduras frescas, que contienen antígenos que causan reacciones cruzadas con pólenes antigénicos: este es el llamado síndrome oral alérgico (SOA) . A veces se acompañan de manifestaciones extraorales y / o sistémicas (gastrointestinales, urticaria, asma y shock anafiláctico).

Profundización. Rinitis alérgica y asma bronquial.

La rinitis es una reacción inflamatoria alérgica del tracto respiratorio superior, que se manifiesta principalmente por la mucosa de la nariz y afecta a los ojos. En su variante alérgica, la rinitis puede ser una consecuencia de la inhalación de pólenes alergénicos. Esta enfermedad está muy extendida: la forma estacional, también llamada fiebre del heno (de manera inadecuada, porque en realidad no está asociada con un estado febril) puede aparecer a cualquier edad. La rinitis alérgica se manifiesta por algunos síntomas característicos: estornudos consecutivos, congestión nasal y "goteo", irritación de la garganta, picazón de la nariz, dolor de cabeza, etc. A menudo, la rinitis alérgica anticipa el asma bronquial: son patologías sostenidas por un proceso inflamatorio común de las vías respiratorias, por lo tanto, es común encontrar una asociación entre las dos expresiones clínicas diferentes. El asma bronquial es una enfermedad inflamatoria alérgica debida a la inhalación de alergenos, caracterizada por una obstrucción del tracto respiratorio y un aumento de la capacidad de respuesta en los bronquios. La severidad de los síntomas del asma varía de un caso a otro. La enfermedad se manifiesta por crisis respiratorias: episodios repentinos y graduales en los que la mucosa de los bronquios se engrosa, los músculos que la rodean se contraen y el paso del aire se hace más difícil. El paciente asmático, por lo tanto, está sujeto a dificultades para respirar, toser, opresión en el pecho y sibilancias.

Síndrome oral alérgico (SOA)

En sujetos alérgicos al polen, el síndrome oral alérgico puede aparecer después de la ingestión de ciertos alimentos: hay alérgenos comunes a los pólenes y algunos tipos de frutas y verduras. En general, la aparición de síntomas oculo-respiratorios, típicos de las alergias al polen, tiende a preceder a la aparición de reacciones cruzadas con los alimentos, incluso durante algunos años. La causa de esta alergia cruzada se debe a la "relación" botánica entre los pólenes de algunas familias y varios alimentos: el sistema inmunológico también reacciona a las sustancias contenidas en los alimentos, debido a su afinidad con los antígenos que contienen los gránulos de polen inhalados. La proteína alergénica que causa esta reactividad cruzada es la profilina, que se comporta como un panalergénico. El síndrome oral alérgico ocurre solo en una pequeña proporción de pacientes con alergia al polen (alrededor del 10%) y no involucra a todos los elementos enumerados a continuación. Además, se puede detectar IgE específica en alimentos vegetales sin ninguna manifestación clínica después de la ingestión de estos alimentos.

Alimentos para los cuales se describe una posible reactividad cruzada con pólenes.

Polenes en general

miel

gramíneas

Melón, Sandía, Naranja, Kiwi, Tomate, Trigo, Melocotón, Albaricoque, Cereza, Ciruela, Maní, Cereales, Almendra, Kiwi, Cítricos

ambrosía

Melón, plátano

Compositae (artemisia, ambrosia)

Manzanilla, Apio, Zanahorias, Melón, Sandía, Manzana, Plátano, Lechuga De Calabaza, Achicoria, Diente De León, Aceite De Girasol, Margarina, Castaña, Hinojo, Perejil, Pimienta Verde, Miel

parietaria

Moras De Morera, Albahaca, Guisantes, Ortiga, Melón, Cereza

Olivo

Aceitunas, Aceite De Oliva

Betulaceae y Corylaceae (abedul, aliso, avellana, carpe)

Manzana, Melocotón, Albaricoque, Nogal, Avellanas, Cereza, Plátano, Zanahoria, Patata, Hinojo, Apio, Cacahuete, Almendra, Pistacho, Ciruela, Pera, Arpillera, Fresa Frambuesa, Kiwi, Perejil.

núcleo

avellanas

Recomendado

Muerte cardíaca súbita: qué, síntomas, causas y prevención de I.Randi
2019
Los síntomas de la artritis reumatoide
2019
Huevo 100% Pro Extra - Eurosup
2019