Remedios para la apnea nocturna

La apnea del sueño es el síntoma más característico del síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS), que afecta hasta al 5% de la población adulta.

La apnea del sueño puede causar hipoxemia (poco oxígeno en la sangre), esfuerzo inspiratorio y micro-despertares repetidos.

La gravedad es proporcional a la frecuencia y duración de las apneas.

El nocice de la apnea nocturna se debe a sus complicaciones:

  • Trastornos cardiovasculares.
  • Hipertensión.
  • Accidente cerebrovascular.
  • Fibrilación auricular.
  • Insuficiencia cardiaca

La apnea del sueño por OSAS es causada por el colapso de las vías respiratorias y el cierre parcial de la hipofaringe; sigue un esfuerzo muscular inspiratorio muy intenso, necesario para volver a abrir el flujo de aire.

La reducción de la musculatura faríngea y el exceso de tejido blando (especialmente el tejido graso) están implicados.

En el contexto del síndrome de apnea obstructiva del sueño, también se destacan los ronquidos y la somnolencia o la debilidad excesiva durante el día.

Que hacer

Lo primero que debe hacer, cuando tenga dudas de padecer apnea del sueño, es realizar un procedimiento de diagnóstico.

  • Póngase en contacto con su médico de atención primaria.
  • Mientras tanto, intente identificar cualquier signo y síntoma que se asocie con la apnea del sueño:
    • Ronquidos.
    • Debilidad diurna.
    • Disparos de sueño repentino.
    • Seque la boca al despertar.
    • Alteración del estado de ánimo.
    • Poca concentración.
    • Dismnesie.
    • Incontinencia urinaria.
    • En niños, retraso del crecimiento.
    • Índice de masa corporal> 29.
    • Circunferencia del cuello> 43 o 41cm (machos y hembras).
    • Desviación del tabique nasal, hipertrofia de cornetes, amigdalina, etc.
  • Realice una polisomnografía (generalmente requerida por el médico de atención primaria o el centro especializado de OSAS). Este examen es capaz de:
    • Detectar apneee e hipopneas.
    • Clasifica el desorden.
    • Reconocer la fase de sueño en la que se producen.
  • A criterio del especialista, realizar un electroencefalograma, detección de movimientos oculares y extremidades.
  • Si tiene sobrepeso, reducir el peso corporal en un 10% inmediatamente.
  • Dormir en posición lateral.
  • Cene mucho antes de dormir.
  • Beber alcohol fuera del sueño y con moderación de todos modos.
  • A discreción del especialista, tomar medicamentos específicos.
  • Utilizar maquinaria específica.
  • Si es necesario, aproveche la cirugía.

Qué NO hacer

  • Ignorar o subestimar la apnea del sueño nocturno.
  • Aumentar el peso o mantenerse con sobrepeso.
  • Dormir en posición supina.
  • Cene y beba alcohol cerca de dormir.
  • Come mucho antes de irte a dormir.
  • Beber alcohol antes de dormir.
  • Tomar sedantes.
  • Fumando mucho
  • Evite usar el dispositivo de ventilación nocturna (CPAP) recetado por su médico.
  • Evitar la cirugía recomendada por el médico.

Que comer

Recordando masticar con cuidado, subrayamos la importancia de:

  • Consume pequeñas porciones y, en general, una cena bastante ligera.
  • Para preferir los alimentos de fácil digestión:
    • Baja en grasa, luego solo ligeramente sazonada; En el caso del queso, elija ricotta magra y copos de leche.
    • Si es proteico, medio cocido (ni sangre ni recocido).
    • Si la prevalencia de carbohidratos, con la cantidad adecuada de fibra (porciones de menos de 300 g de verduras, cereales y legumbres posiblemente decorticadas).
    • Cocinado con sistemas que facilitan la digestión:
      • Affogatura.
      • Al vapor
      • Presurizado
      • En ebullición al vacío.
      • Vasocottura.
      • En bolsa al horno.
      • En una sartén a fuego lento.
    • Poco picante
    • Poco salado.

Lo que NO comer

Antes de dormir es necesario evitar:

  • Alcohol
  • Abundantes comidas.
  • Grandes porciones de leche.
  • Alimentos con alto contenido de grasa, especialmente comida rápida, frita o frita y comida chatarra en general.
  • Alimentos demasiado ricos en fibras no digeribles: por ejemplo, grandes porciones de legumbres estofadas o crudas.
  • Alimentos que retrasan el vaciado del estómago, aumentando las posibilidades de un ascenso de jugos ácidos (reflujo gastroesofágico y regurgitación).
  • Refrescos carbonatados que aumentan la cantidad de aire en el saco gástrico.

Curaciones naturales y remedios

Además de la corrección del estilo de vida (dieta, posición del sueño, etc.), los remedios naturales para las apneas nocturnas son pocos y no demasiado efectivos. Algunos son:

  • Yeso nasal: debe aumentar el flujo de aire a través de las fosas nasales.
  • Infusión de hierbas o extracto de valeriana: mejora la calidad del sueño pero no interviene en el mecanismo de la apnea del sueño.
  • Aceites esenciales: promueven la disolución del moco y tienden a difuminar la mucosa de las vías respiratorias superiores. Pueden moderar los ronquidos, pero no se dice que actúen positivamente en OSAS.

Cuidado farmacologico

Estimulantes que actúan sobre el síntoma del letargo diurno que favorece el descanso nocturno; No intervienen sobre la causa:

  • Modafinil (por ejemplo, Provigil).
  • Teofilina (por ejemplo, Aminomal Elisir, Diffumal, Respicur).
  • Citrato de cafeína (por ejemplo Nymusa).
  • Anfetamina y Destroamfetamina (por ejemplo, DextroStat, Adderall, Dexedrine).

prevención

La prevención de la apnea del sueño, SAOS y complicaciones implica:

  • Evite el sobrepeso.
  • Finalmente, perder peso con una dieta hipocalórica equilibrada y ejercicio físico.
  • Coma un poco por la noche y evite las prácticas contraproducentes (alcohol, cigarrillos, etc.).
  • Realizar los análisis diagnósticos más adecuados.
  • Aproveche las terapias farmacológicas y otros tratamientos médicos.
  • Si es necesario, elimine quirúrgicamente los impedimentos al flujo de la vía aérea superior.

Tratamientos medicos

Los tratamientos médicos recomendados para la apnea del sueño son:

  • Presión positiva continua en las vías aéreas (CPAP): es una máquina específica que produce aire forzado. Debe ser usado como una máscara y conectado a un compresor pequeño. Facilita la respiración nocturna incluso cuando se produce una constricción de las vías respiratorias.
  • Cirugía de los defectos anatómicos de la vía aérea superior: se trata de otorrinolaringología o de competencia maxilofacial. Los más comunes son:
    • Septoplastia.
    • Reducción de turbina.
    • La amigdalectomía.
    • La adenoidectomía.

Recomendado

Gastritis: diagnóstico y cura
2019
Puntos rojos en la lengua - Causas y síntomas
2019
Probóticos y diarrea
2019