Pelo y embarazo

introducción

El vínculo entre el cabello y el embarazo puede adquirir diferentes significados de mujer a mujer. De hecho, mientras que para algunas mujeres es sinónimo de mayor brillo del follaje, para otras es una preocupación porque puede ocurrir adelgazamiento.

El aumento de la pérdida de cabello durante el embarazo, y aún más durante los meses de lactancia materna, es un fenómeno completamente natural y, como tal, reversible.

Esta caída puede ocurrir, por ejemplo, cuando las necesidades nutricionales de la futura madre no están completamente satisfechas. Otras veces, la suspensión de la píldora anticonceptiva en vista de una próxima concepción aumenta la pérdida de cabello.

Sin embargo, durante el embarazo, la mayoría de las mujeres experimentan el fenómeno opuesto, caracterizado por un cabello hermoso y grueso, que se beneficia del aumento de la tasa de estrógeno.

Papel de los estrógenos

Como se mencionó, los responsables directos del aumento del esplendor del follaje en el embarazo son los estrógenos, cuyos niveles aumentan exponencialmente durante la gestación.

De hecho, estas hormonas femeninas pueden influir positivamente en el ciclo de vida del cabello, prolongando su permanencia en la fase de crecimiento (anágena) y limitando en gran medida su caída.

Sin embargo, al final del embarazo, ocurre el fenómeno opuesto: los niveles de estrógeno disminuyen y uno puede ver lo que se define como la pérdida de cabello durante la lactancia materna o, más adecuadamente, el efluvio posparto. Sin embargo, esta es una condición temporal, que en la mayoría de los casos vuelve a la normalidad dentro de los seis meses o un año.

Aunque con las debidas diferencias individuales, una pérdida de aproximadamente 100 cabellos al día se considera normal. Cuando la caída sigue siendo alta, incluso después de varios meses de dar a luz, es posible pedirle a su médico que verifique los valores hormonales a través de un simple análisis de sangre; Si se destacan las alteraciones, por lo tanto, será posible intervenir con terapias de reemplazo adecuadas. En general, sin embargo, un aumento temporal en la pérdida de cabello durante la lactancia no debe preocupar demasiado a la enfermera ni interferir con la "magia" que caracteriza a este período (para obtener más información: Cabello y lactancia).

Consejos útiles

A pesar de los efectos beneficiosos del estrógeno en la salud del cabello, algunas mujeres embarazadas todavía pueden quejarse de la presencia de un cabello seco, frágil y poco iluminado. Para intentar, en la medida de lo posible, solucionar el problema, puede ser útil seguir algunos consejos:

  • Use champús suaves y no agresivos de buena calidad, especialmente formulados para cabello seco, quebradizo y / o dañado.
  • Use acondicionador para el cabello solo si es realmente necesario.
  • No seque su cabello a altas temperaturas y no lo mantenga demasiado cerca del cuero cabelludo.
  • No frote excesivamente el cabello después de lavarlo, para no romperlo.
  • Haga, si es necesario, compresas con aceite de oliva virgen extra, aceite de ricino o aceite de linaza. Estos productos son todos naturales, de hecho, cuando se aplican al cabello pueden ayudar a aumentar el brillo y suavizarlos.
  • Adopte una dieta sana y equilibrada, fundamental no solo para el bienestar del cabello, sino también para el bienestar del feto. De hecho, durante el embarazo, si la alimentación es adecuada, las uñas y el cabello no deben sufrir ningún tipo de reacción. El posible uso de suplementos específicos solo puede tener lugar bajo consejo médico.

Finalmente, el uso de tintes para el cabello durante el embarazo es muy discutido. Por un lado, de hecho, hay quienes dicen que los productos actualmente disponibles son lo suficientemente seguros para permitir su uso durante la gestación; Por otro lado, hay quienes apoyan lo contrario, irritando fuertemente la coloración del cabello embarazado.

Para evitar malentendidos y, sobre todo, para garantizar la salud del niño, antes de recurrir a este tipo de tratamiento, es esencial consultar siempre con el consejo de su médico.

En cuanto al uso de tratamientos de planchado permanentes o permanentes (contra-permanentes), por otro lado, la contraindicación es absoluta.

Recomendado

Epitelioma: ¿Qué es? Causas, síntomas, diagnóstico y terapia. Ejemplos: Adenomas y Carcinomas de A.Griguolo.
2019
Coma farmacologica
2019
Instrucciones prácticas a tomar en caso de sarna.
2019